flecha atrás



Hoy 6 de febrero y con profundo dolor comunicamos el fallecimiento del querido amigo y numismático Carlos José Damato, ex-presidente de FENyMA por los períodos 2007-2009 y 2011-2013, actual Revisor de Cuentas Titular de dicha Federación y vicepresidente del Círculo Numismático de Rosario, miembro correspondiente de la Academia Argentina de Numismática y Medallística y del Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades. El deceso tuvo lugar en la ciudad de Rosario, donde residía. Reciban sus familiares y amigos nuestra sinceras condolencias.


Para homenajear a Carlos, le pedimos que nos expresara su sentimiento a Fernando Chao (h), otro tradicional directivo del Circulo Numismático de Rosario:


Lamentablemente, en febrero de 2014 hemos perdido a uno de los numismáticos más dedicados en lo que hace a la comunicación de nuestra ciencia, organizador infatigable, probo y dedicado a proyectar futuras actividades hasta sus últimos momentos. Su mujer y sus tres hijos, al igual que sus amigos, no podemos reponernos de esta pérdida.

Carlos se formó al lado de un importante numismático como fue Luis María Novelli. De éste, tomó la permanente necesidad de trabajar en pro del Círculo Numismático de Rosario, entidad a la que pertenecieron y por la que tanto hicieron. Novelli, a su vez, tenía como introductor en el coleccionismo a Arnoldo Nicolás López, un queridísimo coleccionista, de enorme cordialidad y sencillez. Fue Damato quien acompañó en sus últimos tiempos a estos dos “solitarios”, con un afecto y una dedicación casi filiales. Heredó de ambos, pues, la “responsabilidad” por el Círculo para el que ambos tanto habían trabajado.

Fue un presidente activísimo y miembro fundamental de las diversas comisiones directivas que integró. Desde que surgió la idea de la creación de FENyMA, acompañó las diversas gestiones y ocupó su presidencia con firmeza, dignidad y carácter ecuánime. Hizo del enfoque original, que privilegiaba la “federalización” de esta entidad, una de sus banderas.

Las Jornadas en las que integró su comisión organizadora, lograron ampliamente el nivel académico requerido, acompañado siempre de una cordialidad y clara amistad entre los participantes, las que resultaban evidentes. Su casa fue, en esas oportunidades, un lugar de encuentro para muchos de los colegas de todo el país que habían llegado a Rosario a dar a conocer sus trabajos y a formarse y enriquecerse en otros temas que les eran ajenos.

En los últimos tiempos su dedicación y pasión fueron reconocidas por entidades de prestigio nacional. Fue designado miembro correspondiente de la Academia Argentina de Numismática y Medallística con gran beneplácito de sus miembros. Más recientemente fue designado por unanimidad, miembro correspondiente del Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades, el que reconoció en ese acto, al curioso y dedicado coleccionista de monedas primitivas que fueran su gran pasión.

Siempre será recordado en nuestro ámbito y su ejemplo tendrá que ser imitado por todos aquellos que buscan que la Numismática tenga la difusión, el conocimiento y el estudio que todos creemos que merece. Carlos, querido amigo, adiós.



(Texto extraído de Boletín Electrum Extra Nº 6 del 6 de Febrero de 2014 y Boletín Electrum Nº 169 del 15 de Febrero de 2014)