flecha atrás

El país de las ocho monedas

Por Gustavo Sierra - Clarín - 9 de febrero de 2014


El dictador Robert Mugabe de Zimbabwe tuvo una ocurrencia para detener la hiperinflación que amenaza a ese país del sur de África.

Puso en circulación ocho monedas diferentes. Ahora, los zimbawenses que llegaron a tener un billete de 50.000 millones de dólares locales, pueden ir al supermercado con yuanes chinos, rupias indias, yenes japoneses, dólares australianos, rands sudafricanos, pulas de Botswana y libras británicas.

La moneda nacional se puede usar pero es descartada por la gente por su pobre valor. Sirve para dar vueltos. Aunque, en general, en los comercios de Harare usan como cambio caramelos, boletos de colectivo, minutos para los celulares y hasta condones. Las transacciones terminan siendo tan engorrosas que las colas para cualquier compra son infinitas.

Mugabe está demostrando que, al menos por unas semanas, la estampida se contuvo.

Pero el dictador pronto a cumplir 90 años sabe que es una medida desesperada y que el país no aguanta la crisis en la que vive. En las últimas elecciones de agosto armó un enorme fraude con su partido Zanu-PF para derrotar por 61% de los votos a Morgan Tsvangirai del Movimiento para el Cambio Democrático inspirado en Nelson Mandela en la vecina Sudáfrica.

Muchos temen que si Mugabe se ve obligado a dejar el poder todo quede en manos de su joven esposa, Grace, más conocida en Zimbabwe como “Dis-Grace” (desgracia). Grace Marufu tenía 30 años cuando se casó en 1996 con Mugabe, de 72. La fiesta de la boda fue una de las más fastuosas jamás realizadas en África. Fue el momento en que Mugabe terminó de convertirse en lo que es hoy. Antes, había sido un nacionalista que transformó un país en el que los blancos, que constituían el 1% de la población, se habían apoderado del 70% de las tierras cultivables.

Era un hombre culto. Durante los 10 años en que estuvo en prisión había logrado obtener seis títulos universitarios. Y armó lo que se consideraba el mejor sistema educativo africano. Ahora, 32 años después de llegar al poder, recurre a las medidas más estrambóticas para mantenerse en el poder e intentar detener una inflación terminal.





Algunas precisiones acerca la hiperinflación de Zimbabwe

Por Lic. Federico de Ansó - Investigación Numismática - 12 de febrero de 2014


Señor periodista:

Su publicación con el título de referencia del pasado domingo 09/02/2014 contiene información con al menos cinco años de atraso.

Le informo que el dólar de Zimbabwe, cuarto de una infortunada serie hiperinflacionada desde 2003 en adelante, dejó de circular en ese país hace tiempo.
La circulación del Dólar Zimbabuense (ZWD) fue suspendida el 12 de abril del 2009. Desde ese momento se adoptaron las diversas divisas que usted menciona.

Por otra parte el billete emitido y circulado de mayor valor fue el de 100 BILLONES de dólares de Zimbabwe de la tercera serie (ZWR) con catorce (14) ceros denominado por ellos 100 Trillones de dólares en razón de la diferente escala (corta) en uso por esos lares.

El 2 de febrero de 2009 se produjo el reajuste a razón de 1.000.000.000.000 (UN BILLÓN) de los dólares de la tercera generación (ZWR) por UN (1) Nuevo dólar de la cuarta generación (ZWL) DOCE Ceros menos !!!

76 Millones por ciento de Inflación al mes, la segunda más alta que se recuerde después de la de Hungría en 1946.

Conclusión: Hoy y desde hace cinco años, no circula en ese país su antigua moneda hiperdevaluada y si lo hacen las divisas alternativas por ud. citadas.

Respecto del resto de artículo sobre Mugabe no tengo comentarios, salvo que la supuesta "inflación terminal" ya fue, como queda dicho.

Y sería una pena que algunos pícaros se amparasen en su escrito para pegar carteles infamantes que digan ¡Clarín miente! con lo que no estoy en absoluto de acuerdo.

Atentamente.
Lic. Federico de Ansó
Investigación Numismática



12 de febrero de 2014


Muchas gracias Federico, por su información. Saludos,
Gustavo Sierra, Diario Clarín /Mundo